Fiestas Temáticas

Hoy os vamos a hablar de un tipo de fiesta que últimamente está muy de moda las fiestas temáticas.

 

El anfitrión decide un tema y los invitados tienen que ir disfrazados de algo relacionado con este tema. Las más típicas son las fiestas de alguna época como los 70´s 80´s 90´s. Los disfraces de “grease” o de “hippie” son los más comunes. Esta opción está bien porque todo el mundo tiene ropa antigua o de sus padres en casa, y para el que organiza la fiesta es muy fácil el tema decorado, a nosotros personalmente nos parece una opción ya un poco vista, por eso en el post de hoy os queremos proponer otros estilos de fiestas temáticas.

 

Si quieres que tu fiesta sea un poco más original hay que innovar. Una idea que nos llamó mucho la atención es decirles a los invitados que tienen que ir disfrazados de algo que empiece por la misma inicial que su nombre. De este modo, si te llamas María, por ejemplo, tendrías que ir disfrazada de algo que empiece por la “M”. Este tipo de fiesta te viene muy bien si eres el típico que siempre se olvida de los nombres de la gente ya que al menos los disfraces te darán una pista de cómo empieza.

 

También es gracioso decirles a los invitados que tienen que ir de un color concreto. Puedes hacer que todo el mundo vaya del mismo, o si quieres hacerlo aún más divertido, puedes hacer grupos y que cada grupo vaya de un color y luego organizas juegos por equipos. Las risas están aseguradas.

 

Una forma más “friki” pero que da mucho juego es orientar la fiesta en torno a una serie o una película. Parece que no, pero la gente se suele involucrar muchísimo y se montan disfraces muy chulos. Las que más se repiten son las fiestas de Harry Potter o el Señor de los anillos que cuentan con numerosos personajes y le gustan a mucha gente. El tema “Personajes Disney” también es muy recurrente. Todo el mundo conoce alguno y hay muchas opciones entre las que elegir, por lo que es más difícil que se repitan disfraces.

 

 

En caso de que tu fiesta coincida con alguna festividad oficial como Navidad, Halloween o Carnaval puedes definir esa temática como propio.

 

Entre otras, también puedes pedir que tus invitados se disfracen, por ejemplo, de animales, con trajes típicos de otros países, de cosas que den miedo, de personajes famosos, de comidas, de personas de distintas profesiones… en fin, que hay miles de ideas que os podrían parecer curiosas y divertidas. Piensa en algo que te guste mucho e intenta ponérselo fácil a los invitados. Cuanto más concreto sea el tema mejor.

 

Además, también hay que tener en cuenta que el presupuesto muchas veces se te va de las manos. Y es que los disfraces, son muy caros. Y hacerte tu propio disfraz, muchas veces, es la mejor solución ¡No hace falta que seas un manitas ni que seas súper creativo! Basta con tener una buena idea y comprar los materiales.

 

¿Os animáis a organizar vuestra fiesta temática? Nos encantará saber por que opción os habéis decantado 🙂 ¡Hasta la próxima!

Compartir en

Más entradas

Leave a Reply