Cómo organizar una fiesta sorpresa

Seguro que has estado alguna vez en una fiesta sorpresa. Incluso puede que la sorpresa fuera para ti, pero ¿alguna vez has pensado en organizar una fiesta sorpresa tú? No es tan fácil como parece.

 

Las fiestas sorpresas cada vez están más de moda. Muchas veces incluso la gente está esperando que le hagan una. Sin duda son un momento que el anfitrión recordará toda su vida, por eso hay que hacer que sea muy especial. Está claro que el factor más importante es que sea SORPRESA. Pero hay que tener en cuenta muchas más cosas si quieres que todo salga a pedir de boca.

 

Primero tienes que pensar dónde y cuándo va a ser la fiesta. Si es un cumpleaños es aconsejable hacer la sorpresa antes de la fecha, sobre todo por si el cumpleañero decide organizar una fiesta por su cuenta. Lógicamente tendrá que ser una fecha en la que sepas que puede el anfitrión. Si no estás seguro de cuándo podrá siempre puedes ponerte en contacto con su círculo más cercano (sus padres, su pareja…) y ver cuál podría ser la fecha más adecuada. El “dónde” depende de la magnitud que le quieras dar a la fiesta. Puede ser en una sala, en un bar o en un local… Por eso no te agobies, piensa en cuánta gente más o menos va a asistir, planifica un poco el presupuesto y encuentra en Grooparty el espacio ideal para tu fiesta https://goo.gl/jzPXno

 

El tema de los invitados es un factor importante. Tienes que tener cuidado para no dejarte a nadie sin invitar, o todo lo contrario, invitar a alguien con quien no se lleve bien el anfitrión. Contacta con una persona de cada grupo de amigos que tenga y que esa persona se encargue de ver quién puede y quién no. Como vayas tú uno por uno te puedes volver loco 😉

 

Mantener al invitado controlado. La clave es hacer un plan ficticio con él o ella ese día para asegurarte de que no tenga otro plan. Por si acaso, como hemos dicho antes, deberías contactar con su círculo más cercano y estar de acuerdo con todo el mundo para que ese día no haga planes. Pero disimulando, que no empiece a sospechar…

Los demás preparativos son como cuando organizas una fiesta normal. Aquí te dejamos una checklist que puedes consultar para que salga todo genial: https://grooparty.es/blog/como-organizar-una-fiesta-inolvidable-y-no-fallar-en-el-intento/

 

El día de la fiesta la gente se empieza a poner nerviosa. Que no se le escape nada a nadie que es lo típico que lleváis ocultando el secreto semanas y alguien mete la pata en el último momento. Si quedas ese día con el anfitrión que no se quede ningún cabo suelto. Que os pille es tan fácil como que lea una conversación de Whats App o vea algún objeto relacionado con la fiesta en alguna parte.

 

El momento de la sorpresa es lo mejor. Poneros de acuerdo si queréis hacer algo especial cuando entre el homenajeado en la sala. O por lo menos poneros de acuerdo en qué vais a decir. ¡SORPRESA! ¡FELICIDADES! ¡MUCHAS FELICIDADES!… Sea lo que sea es importante que digáis todos lo mismo para que quede chulo. ¡Ah! Y que alguien se encargue de grabar su reacción al veros a todos. La cara del anfitrión suele ser un poema y es gracioso poder verla después todas las veces que quieras. Y a él o ella también le hará gracia verse.

 

 

Después de la sorpresa, cuando se le pase el susto y haya saludado a todo el mundo, toca contarle lo difícil que ha sido guardar el secreto. Ahí es cuando os daréis cuenta de si ha salido todo bien o realmente sospechaba algo. De todas formas, le hará ilusión igualmente.

 

Y si quieres hacerlo aún más especial puedes preparar más actividades sorpresa durante la fiesta (¡Eso si que no se lo espera!) como un vídeo, una decoración personalizada con fotos y ya si eres más creativo puedes animar a los invitados para preparar un Flashmob o contratar un Fotomatón (Echa un vistazo en Grooparty que cuenta con múltiples opciones de entretenimiento).

 

Y por último recuerda; ¡Celebra más, planea menos!

Compartir en

Más entradas